viernes, 28 de diciembre de 2012

Abuso de autoridad


Ayer asistí  al pleno del Ayuntamiento de Pozuelo. En un momento del mismo, me he quitado el jersey y he dejado que se viera mi camiseta verde, en la que está escrito un emblema que todos conocemos. No ponía Lacoste, ni Dolce Gabbana, ni University of Columbus, ni Universidad Francisco Vitoria —si hubiera sido así, seguro que nadie hubiera dicho nada y nada hubiera pasado—, no, lo que ponía en mi camiseta era Escuela Pública de Tod@s para Tod@s (no me gustan las frases con arrobas, pero que le vamos a hacer). Es evidente que a algunos les molesta sobre manera que reivindiquemos la Escuela Pública como un bien social (aunque sea de forma silenciosa), porque la señora alcaldesa me ha echado de la sala.

No voy a decir que se tratara de un acto inocuo, porque mentiría si dijera que esa era la intención. Evidentemente, se trataba de un acto de protesta, civilizada, respetuosa y callada. Por eso, lo que más me preocupa no es tanto el hecho de la reacción ante la camiseta verde (podía ser perfectamente del Corte Inglés en la que se leyera su lema de navidades que dice “De Todo para Todos” y ellos hubieran pensado que se trataba de la de la marea verde igualmente). Lo que me preocupa es el hecho de la criminalización del pensamiento. Yo no he dicho nada, he estado callado, únicamente, cuando la alcaldesa ha parado el pleno y me ha impelido a quitármela (¡Dios mío, si llego ha hacerlo con este pecho peludo que tengo!) he argumentado que solo ponía Escuela Pública y he preguntado si es que alguien tenía algo en su contra.


Por mucho que se empeñen, no pueden prohibirnos expresarnos respetuosamente a través de las imágenes y los símbolos, si lo consentimos, lo que hoy ha ocurrido en un espacio que simboliza (o debiera simbolizar) a los poderes emanados del pueblo, mañana ocurrirá a sus puertas y pasado mañana en cualquier lugar que juzguen no adecuado, para terminar decidiendo sobre lo que se puede pensar y lo que no. No es una exageración (ojalá), ni tampoco algo ajeno a la historia.
 Por cierto, y para concluir, como lo he leído luego el resumen del pleno, quiero contestar a las declaraciones de los concejales del grupo mayoritario en el Ayuntamiento que, aunque por supuesto no solo no tengo nada en contra de la militancia y las acciones organizadas por los partidos políticos (si no recuerdo mal ellos forman parte de uno) yo no pertenezco a ningún partido político, podría, pero no, pertenezco a una Plataforma ciudadana, compuesta por ciudadanos, madres, padres, profesores y alumnos, unidos por la preocupación y la defensa de los valores que se encarnan en la educación pública, dos principalmente: el pluralismo y la libertad de pensamiento.


Ayer lo dijé en silencio, ahora lo digo en alto NO AL DESMANTELAMIENTO DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS. ESCUELA PUBLICA, SANIDAD PUBLICA, JUSTICIA PUBLICA.

Antonio Perla
Miembro de la Plataforma
(Aunque mi nombre no importa, porque actuó como miembro de una de las Plataformas en Defensa de la Enseñanza Pública, la de Pozuelo y Aravaca).









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos lo comentarios están moderados y se permiten anónimos.
Los anominos no aportan el valor de defender lo que se piensa.
No se publicarán aquellos que sean ofensivos.
Gracias.
La Plataforma